El juez califica el hecho como “homicidio con dolo eventual”

El juez califica el hecho como “homicidio con dolo eventual”

La muerte de la auxiliar de policía Lorena Herrera este domingo, a raíz de un accidente de tránsito, ha sido el desencadenante de toda una polémica entre el juez a cargo de la causa, Sebastián Cadelago Filippi y el abogado defensor del acusado, Eduardo Agúndez. “Homicidio con dolo eventual” es la carátula que le ha dado el juez, lo que implicaría que para el magistrado habría existido una intención para que el hombre acusado, de apellido Rojos, atropellara con su vehículo a la mujer, que iba a bordo de una moto.
“La velocidad posiblemente excesiva, la circunstancia de que el joven habría estado alcoholizado (…) que podría haber habido un arrastre de casi 70 metros de la moto sugieren que quizás podría haber habido alguna conducta de no frenar, de no detenerse”, fundamentó el magistrado. De la necropsia, según declaró el juez, se detectó incluso raspaduras en un costado del cuerpo. “Ella venia seguramente abrigada por la hora, lo que hace pensar que hubo un arrastre importante de varios metros”.
“Son cuestiones preliminares de la causa y tengo muy poco tiempo para calificar, en este caso consideré que estas circunstancias podrían en principio corresponder a una conducta dolosa. Hay una representación muy clara del riesgo que está generando y de las consecuencias que un accionar puede causar y pese a eso se asume igualmente”, justificó sobre la carátula.
Agúndez, por su parte, consideró una falta de “unidad de criterios” para la calificación y que “nadie se sube a un auto para matar”. Por otro lado, recordó el caso Lombardi (en el que un médico atropelló y mató a un motociclista en Aguada del Pueyrredón), donde el juez Cadelago Filippi, no consideró que se trataba de un homicidio con dolo eventual, sino culposo, lo que suele se excarcelable y no implica la “intención” del acusado.
“Al momento de procesar”, dijo recordando el caso, “yo evalué estas circunstancias porque desde la parte damnificada me pedían que imputara por homicidio simple. Yo en mi resolución (…) si bien también advertí que había infracciones importantes como cruzar el semáforo en rojo y tenía también un grado de alcohol en sangre no permitido, las circunstancias no fueron las mismas (…) creía que se trataba de una negligencia grave pero no que había dolo”, expresó. Actualmente el caso está en la prórroga de 8 días solicitada por la defensa. Posteriormente el juez deberá definir el destino de Rojos.

Compartir:

Author Description

Diario Todo un Pais

Periodismo bien nuestro.